Novedades
 

Sobreviviré (I will survive)

Cuando eres de las que les toca vivir el proceso de querer ser madre con un poco más de dificultad de la que otras mujeres han tenido, te puedes llegar a ver como el protagonista de “Atrapado en el tiempo”, James Belushi, cuando una y otra vez se despierta por la mañana para revivir el mismo día. El primer tratamiento lo empiezas con ilusión, es una de las cosas más valientes que vas a hacer en tu vida ya que, en el mejor de los casos, va a concederte tu mayor deseo. Pero cuando empiezas a coleccionar fracasos, uno detrás de otro, esa ilusión que tenías empieza a transformarse, aunque no lo desees, en algo así como una maldición, porque tu sueño no cambia, pero al parecer, el universo no quiere que se cumpla. Y entonces es cuando se ponen a prueba todas y cada una de tus capacidades que puede que ni siquiera supieras que tenías: tenacidad, perseverancia, constancia, tesón, empeño, terquedad, … Y aunque todas ellas parezcan sinónimas, te definen de una manera especial en cada intento, en cada nueva oportunidad de conseguir lo más anhelado por ti. Además, sin desearlo, los que te rodean te dicen que pruebes esto, que vallas allá, que cambies aquello otro, … siempre desde la buena voluntad de ayudar, aunque la ayuda que necesites en ese momento sea sólo que te escuchen y te comprendan. Y eso es lo que he encontrado yo en mis hermanas de asociación. Escuchan, comprenden y, además, te apoyan. Sus reflexiones son las tuyas, sus inquietudes te identifican y permiten que sobrevivas una y otra vez a ese día de la marmota que se ha enganchado en tu vida pero que también tendrá un “The end” como el que siempre has esperado, con una nueva vida en tus brazos.

 

Encarna Casas Díaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

AMSPE