Novedades
 

Noticias

MSPE de mellizos

Para muchas MSPE, entre las cuales yo me encontraba, la posibilidad de tener mellizos es terrible. Y no es para menos, estamos solas y si ya cuesta tomar la decisión de traer un hijo al mundo sin pareja, lo de pensar en dos es ¡rizar el rizo! Aparte del trabajo que dan (pero que no se duplica) está el gasto (y esto sí se duplica para  prácticamente todo). Cuando una de nosotras decide lanzarse a ser MSPE hace muchas cuentas, pero normalmente pensando sólo en uno. 

En la época en que yo hice mi tratamiento (2002) empezaba la tendencia de poner 2 embriones en lugar de 3, lo de poner 1 era reducir mucho las posibilidades de embarazo. Así que yo dije en la clínica que quería 2 embriones y ni uno más; la posiblidad de tener 2 estaba ahí, pero yo pensaba “Es mi primer tratamiento, muchas mujeres tardan varios tratamientos en quedarse embarazadas, si me quedo a la primera ya será todo un triunfo; dudo mucho que se implanten y evolucionen los 2 embriones …” Para mí era cuestión de estadística: Primer tratamiento y 2 de 2 era difícil. Bueno, pues ocurrió: “De DOS embriones se quedaron los DOS”.

La noticia me cayó como una bomba. Yo me veía incapaz de cuidar a dos bebés sola. Es que no conocía a nadie que me apoyara, no conocía ni tan siquiera a ninguna madre soltera por elección. No existía la Asociación de MSPE, ni esta web, ni el foro asociado, nada; en Internet no encontré nada parecido. Además me asustaba el hecho de que las parejas con mellizos hablaran de que era un no parar, un no dormir nunca, una locura , … (para mí, que las parejas con mellizos se quejan demasiado).

El caso es que al principio estaba muy asustada, y una de las cosas que llevaba peor era que la gente intentara animarme diciendo “¡Qué maravilla, dos, si es fantástico!” Me hacían sentir como una idiota por no ver esa maravillosa situación. Pensaba: “Claro, como no eres tú quien se va a ver dentro de unos meses sola y con 2 bebés”.Cuando no es lo que se deseaba inicialmente, asimilar que esperas mellizos lleva un tiempo. Hay que reponerse de la noticia y recomponer la situación; a mí ese proceso me duró unas tres semanas. Ahora sé que me habría venido muy bien conocer a alguna otra madre sola de mellizos. Pero no podía recurrir a nadie y tuve que esperar a que nacieran para comprobar que se puede con la situación.

Una vez que nacieron ya no tuve más miedos. Vi que podía con ello, todo era cuestión de organizarse. Contraté una chica interna (lo que me suponía un buen esfuerzo económico), más que nada porque no quería mandarlos a guardería y estar siempre inquieta si alguno enfermaba, pues yo no tengo a nadie cerca de quien tirar en esos casos. Pero en cuestión de trabajo creo que habría podido arreglármelas sola, pues los fines de semana, que ella no estaba, no notaba que la situación me desbordase. 

La crianza de mis mellizos ha sido más fácil de lo que yo esperaba, pero tampoco un “coser y cantar”. La sensación de ir siempre con prisa, sin ofrecer plena dedicación en exclusiva a cada uno está ahí. De bebés los biberones se los daba deprisita, si no echaban el aire rápido (digamos en 10 segundos) … decidía que no habían tragado aire y a correr …; me habría encantado darles esos magníficos masajes para bebés, pero en los cursos no piensan en las madres con dos, y yo tampoco habría podido encontrar cada día la tranquilidad necesaria para hacerlo primero a uno y luego a otro. En el baño diario no cambiaba el agua de la bañerita, sino que primero iba uno y cuando lo sacaba metía al otro; como iba bastante rápido el agua no se enfriaba. Los purés se los daba con la misma cuchara, primero a uno y luego a otro, si se contagiaban algo … esos virus que íbamos adelantando.Y así casi todo …  

Ahora, con la experiencia que me dan los años, puedo decir que tener mellizos ha sido maravilloso y me siento feliz con lo que el destino me deparó: a Mario y a Silvia, unos niños que se han hecho mayores en cuestión de nada y están a punto de cumplir 8 años. Llevamos ya tiempo instalados en la etapa del cole, los deberes, etc. Cada uno tiene su personalidad muy diferenciada y por ello hay que hacer equilibrios para tratarlos a cada uno individualmente pero sin hacer diferencias, lo cual me cuesta un poco y demasiado a menudo se me olvida. 

No sé qué tal me irá en el futuro como madre de mellizos pre-adolescentes y adolescentes. Espero estar a la altura de ellos y seguir en esta Asociación y en el Foro para pedir consejos, compartirlo y hablarlo. 

Blanca (Madrid)

MSPE de mellizos de 8 años

 

AMSPE